Vintage series: Panna Cotta de vainilla con salsa de moras

Los postres son algo a lo que siempre tenemos miedo de aventurarnos en la cocina. Pero esta panna cotta de vainilla con salsa de moras es realmente sencilla y un «salvatandas» cuando hay visitas. Es un clásico de los dulces italianos.
No hay nada como un postre fácil y rápido cuando hay antojos, o gente visitando. Este postre también un éxito porque es fácil de transportar. Tradicionalmente, se voltea para presentar un domo perfecto. Sin embargo, yo no me complico en sacarlo del molde, aunque la receta está hecha para que se pueda hacer de esa manera.
La panna cotta es cremosa, delicada, y celestialmente exquisita. Con una salsa de frutos silvestres (arándanos, moras, frambuesas, etc.) es llevada a otro nivel. La mezcla de dulce y ácido es de mis combinaciones favoritas en los postres; tienden a ser menos pesados. Puede que encontremos moras un poco ácidas para esta receta, o tal vez más dulces. Ahí debemos tener cuidado con la cantidad de azúcar que agregamos a la salsa para bañar la panna cotta.
Yo elegí vainilla y un poco de esencia de almendra como ingredientes para darle sabor y aroma a la panna cotta, era lo que tenía a la mano, pero podemos utilizar extractos de coco, naranja, pistachio, etc. Algunos de estos sabores y más pueden venir en presentación de pasta, también podemos utilizarlos así.
Este postre de inspiración italiana es un éxito por su delicadeza de sabor, perfecto para una cena romántica e impresionar a familiares amigos o pareja.
Vintage series: Panna Cotta de vainilla con salsa de moras

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 15 minutos

Tiempo total: 25 minutos

Categoría: Destacado, Postres

Cuisine: Italian

Servings: 6 personas

Vintage series: Panna Cotta de vainilla con salsa de moras

Ingredientes

  • 1 1/2 taza de leche entera
  • 3 cucharaditas de gelatina en polvo
  • 1 1/2 taza de crema dulce
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1/2 cucharadita de esencia de almendra
  • 1 pizca de sal
  • 150 gramos de moras
  • 1/2 taza de agua
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación

  1. El una olla mediana, verter la leche y espolvorear por encima la gelatina hasta que cubra la superficie de la leche y forme una capa rugosa (de esta manera la gelatina no se solidificará en grumos).
  2. Dejar reposar por 5 minutos.
  3. Prender el fuego a temperatura baja y colocarla leche con la gelatina, batir suavemente hasta que todo esté incorporado. Es importante que a mezcla no hierva, debe estar caliente pero no hirviendo.
  4. Incorporar el azúcar hasta que se disuelva. De nuevo, sin que hierva (si comienza a hervir, se puede alejar del fuego un momento).
  5. Agregar la crema dulce, vainilla, esencia de almendra y sal.
  6. Apagar el fuego y dejar reposar hasta que esté a temperatura ambiente.
  7. Distribuir la mezcla en los recipientes para servir y una vez que esté frío, colocar en la refrigeradora hasta servir. NOTA: si se quiere desmoldar la panna cotta para darle una apariencia más tradicional, se puede engrasar el recipiente con un poco de aceite de coco en spray. Después de refrigerar se puede desmoldar colocando el recipiente unos segundos en agua tibia y luego se da la vuelta el un plato para servir.
  8. Para la salsa de moras, mezclar las moras, el agua y el azúcar en una olla pequeña a fuego medio.
  9. Llevar a hervor leve hasta que se tenga la textura de salsa un poco espesa.
  10. Decorar la panna cotta con la salsa de moras.
http://homemadelady.com/vintage-series-panna-cotta-de-vainilla-con-salsa-de-moras/
Karla Solano

Blogger/diseñadora/vintage

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.